VERANO y ENERGIA POSITIVA

¿Eres un sol para los demás? La luminosidad, la capacidad de irradiar y recibir positividad, juegan un papel importante en nuestro bienestar y en el de quienes nos rodean. ¿Cómo potenciar la energía positiva?

Todos hemos observado que las plantas tienden a orientarse hacia la luz, pero los científicos han observado que esta tendencia también se da entre algunos organismos unicelulares (microbios), entre los insectos y entre los peces, incluso entre algunos peces ciegos que habitan en lo más profundo de los océanos. ¿Y entre las personas?

La atracción de las personas hacia lo positivo

David Cooperrider, uno de los psicólogos organizacionales más importantes de nuestra época, fue uno de los primeros en plantear que este efecto se da entre las personas y propuso que, así como las plantas y animales siguen la luz del sol, las personas también nos sentimos atraídas hacia lo “luminoso”; es decir, hacia lo positivo.

Todos conocemos a alguien que transmite una luz especial, que desprende alegría, positivismo, que nos hace ver la vida desde otro punto de vista e incluso nos la alegra con su compañía, quizás tú seas una de esas personas que transmiten energía positiva, si es así felicidades.

De manera innata o por su actitud, rodean de positivismo su vida y la de lo que los rodean, pero ¿qué define a este tipo de personas?

La energía positiva y la relación con los demás

En el ámbito de las relaciones interpersonales también vemos el impacto que tiene orientarse hacia lo positivo.

Si tenemos expectativas positivas de alguien, es posible que esa persona responda como esperamos, y al mismo tiempo, las expectativas que los demás tienen de nosotros pueden influir positivamente en nuestras acciones. Lo mismo ocurre cuando somos testigos, aunque sea brevemente, de las conductas virtuosas o positivas de otras personas: aumentan nuestras probabilidades de comportarnos de ese modo.

Las personas que transmiten energía positiva promueven y apoyan la vitalidad de los otros, animan a la gente y la ayudan a ser mejor. Generalmente son optimistas, generosas y se puede confiar en ellas. Cuando interactuamos con alguien así, nos sentimos vivos y motivados, con ganas de hacer cosas.

En cambio, hay individuos que parecen “absorber” por completo la energía de quienes les rodean. Tienden a ser críticos, inflexibles y egoístas. interactuando con ellos nos debilitamos y terminamos sintiéndonos agotados y empequeñecidos.

¿Cómo transmitir energía positiva?

Esa capacidad de revitalizar a los demás, o por el contrario, de absorber su energía, no es un rasgo de personalidad innato sino que se trata de una conducta aprendida. Estos son algunos de los puntos clave:

  • Ser “detectives de fortalezas”. Poner mucha atención en detectar las habilidades y capacidades de las personas que nos rodean.
  • Apreciar y valorar estas capacidades y hacérselo saber con palabras y acciones.
  • Construir relaciones basadas en las fortalezas de los otros y en las nuestras, en lugar de fijarnos en los déficits o en lo que las personas no hacen bien.
  • Ganarnos la confianza de los demás demostrándoles que somos dignos de ella.
  • Ser generosos y cultivar la flexibilidad, tratar de estar abiertos a diferentes ideas y maneras de hacer las cosas.
  • Cultivar y expresar nuestra gratitud.

Nuestra vida está rodeada de positividad y negatividad, algo que nos ayuda a motivarnos, a aprender y también a seguir hacia delante y conseguir nuestras metas. Pero, ¿sabes qué podrías atraer la positividad siempre que lo desees? Solo hace falta predisposición para ello y seguir unos breves consejos para que te conviertas en un verdadero imán de energía positiva.

Si empezamos a pensar en positivo, atraeremos la energía positiva que generará que tengamos una vida feliz y perfecta, llena de plenitud. Tan solo, tenemos que aprender a proyectar nuestra energía interna hacia el exterior. Si somos positivos interiormente y lo transmitimos al exterior, aprenderemos a vivir nuestra vida con felicidad y positivismo, y eso nos hará sentir mayor bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *