RELACIONES TOXICAS: trauma posterior

La mayoría de las personas han estado involucrados en una relación tóxica en algún momento de la vida. Todos hemos estado en compañía de otros que no actuaron por el bien de todos o de alguien que no fuera ellos mismos.

La toxicidad viene en todas formas: apodos, abuso físico, mentiras, chismes y todo el alboroto interno que resulta de estar en una relación no saludable. Ya sea una relación personal que involucra a un familiar, amante o amigo, o una relación profesional que involucra a un jefe, las relaciones tóxicas pueden dañar y causar efectos a largo plazo en las personas.

¿Qué es una relación tóxica?

Una relación emocionalmente tóxica se da cuando una parte de la pareja adopta un comportamiento dominante y la otra parte no puede hacer nada para evitar ese dominio, debido a que se encuentra o cree encontrarse en situación de inferioridad o subordinación. La parte que ejerce el abuso ha impuesto un clima hostil y de miedo en la relación que dificulta el poder expresar y convivir de forma saludable con la otra persona.

CAUSAS POR LAS QUE SE TIENEN RELACIONES TÓXICAS

Las razones por las que podemos mantener relaciones de parejas tóxicas pueden ser muy diversas. A casi todos nosotros nos ha pasado en alguna ocasión por motivos como:

  • Baja autoestima. Que a veces nos hace sentir que nadie más nos querrá
  • Miedo a la soledad, inseguridad
  • Creer que somos la solución a los problemas del otro, sus salvadoras
  • Dependencia emocional ( tratamos de suplir carencias afectivas, pretendemos que el otro nos de lo que nosotros mismos no somos capaces de gestionar)
  • Miedo a lo que esté por venir (perder la zona de confort o seguridad hace que de miedo seguir adelante con nuestra vida y abrir nuevos caminos)…..

Características de una relación tóxica

¿Qué conductas podemos observar en una relación tóxica?

  • Falta de comunicación asertiva y empática.
  • Humillar y ridiculizar a la otra persona, ya sea en público o en privado.
  • Atacarla psicológicamente: atacar a su autoestima y a su forma de ser. Por ejemplo: “¡Estás loca!, ¡Eres una histérica, nadie te va aguantar como lo hago yo!”.
  • Violencia física: golpes, imponerte físicamente para que la persona se sienta amenazada.
  • Violencia ambiental: después de una discusión que rompa objetos de la casa o dar un golpe en la mesa mientras se está discutiendo.
  • Violencia sexual: obligar a ejercer prácticas que la pareja no quiere.
  • Conductas celosas y de control sobre la otra persona: preguntar constantemente, dónde está, con quién va e incluso llegar a aislar a la pareja de su círculo social.

Secuelas de una relación tóxica

Una vez terminada la relación tóxica puede suceder que aparezca:

  1. Sentimiento de culpa
  2. Miedo
  3. Baja autoestima
  4. Depresión
  5. Aislamiento social
  6. Vergüenza
  7. Indefensión
  8. Apatía
  9. Somatizaciones
  10. Desesperanza
  11. Ansiedad
  12. Dificultad para concentrarse
  13. Ataques de pánico
  14. Disfunciones sexuales
  15. Desórdenes de tipo obsesivo-compulsivo
  16. Abuso de sustancias (psicofármacos y OH)
  17. Trastornos alimentarios
  18. Trastornos del sueño

3 EFECTOS PSICOLOGICOS DE UNA RELACIÓN TOXICA

1-Autoestima dañada

La autoestima es una poderosa necesidad humana. Esta es básica y efectúa una contribución esencial al proceso de la vida; es indispensable para el desarrollo normal y sano, además de tener un valor para la supervivencia. No tener una autoestima positiva puede disminuir nuestra resistencia a hacer frente a las adversidades de la vida. En una relación tóxica es de las primeras cosas que se pueden ver dañadas.

Aun así, cabe destacar que la autoestima no es un rasgo estático ni estable en el tiempo, sino más bien un índice dinámico y sujeto a cambios.

2-Secuestro emocional

Sensación de que no eras tú quien controla las emociones ya que tenías a otra persona que las controlaba por ti. Esto puede derivar en una falta de confianza consigo mismo/a, aparición de convicciones de no valer como persona y altos niveles de ansiedad.

3-Indefensión aprendida

En ocasiones, la relación tóxica también ha podido hacer que la persona adopte una actitud de resignación y pasividad, ya que en el tiempo transcurrido en la relación aprendió qué hiciese lo que hiciese no podía escapar de aquella situación dañina. Este fenómeno se denomina: indefensión aprendida. En este artículo encontrarás más información sobre la teoría de la indefensión aprendida de Seligman.

Todo ello puede marcar las relaciones futuras, haciendo que la persona adopté una actitud de temor ante su futuro. Para muchas personas esa es una fuente de angustia, ya que se tiene la sensación de que no se puede salir del recuerdo de la relación.

Estrés postraumático después de una relación tóxica

Cuando las secuelas de la relación tóxica van más allá, perduran en el tiempo y se convierten en algo cotidiano y paralizante en la vida de la persona, lo más probable es que nos encontremos ante un trastorno de estrés postraumático (TEPT).

El trastorno de estrés postraumático es un trastorno ansioso causado por un suceso extremadamente estresante; como pueden ser el maltrato continuado, una violación, tortura, etc.

Síntomas del TEPT

  • Revivir el trauma a través de recuerdos dolorosos “flasbacks”.
  • Evitar de forma persistente estímulos asociados al trauma.
  • Debilitación de la reactividad general de la persona, más apatía.
  • Falta de interés en actividades importantes.
  • Sentimiento de desapego: como si la persona fuera un observador del propio cuerpo o proceso mental.

Además, suele estar asociado con altos niveles de ansiedad y depresión y dificultades de adaptación. Los síntomas de depresión como apatía, indefensión, desesperanza y sensación de culpabilidad contribuyen a dificultar más la decisión de buscar ayuda o de adoptar medidas adecuadas.

Las relaciones tóxicas son dañinas para todas las partes involucradas y pueden causar daños duraderos incluso después de que dejas atrás la relación.

LO POSITIVO ES QUE GRACIAS A UNA INTERVENCION PSICOLOGICA, SE PUEDEN SUPERAR ESTOS EFECTOS, Y TENER UNA RELACIÓN SANA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.