COMIDAS NAVIDEÑAS: NO HABLES DE TRABAJO

Llegan fechas navideñas y por lo tanto llegan todas las comidas y cenas con los compañeros de trabajo.

Son fechas en las que quien más y quien menos tiene una o unas cuantas fechas a señalar en su calendario, pero, ¿sabemos como relacionarnos fuera del trabajo?.

No es habitual hacerlo y hasta puede resultar una situación embarazosa para algunas personas pero con 4 tips básicos podemos disfrutar de salir de nuestra zona de confort y ampliar el círculo social:

  • No hables de trabajo. STOP. PROHIBIDO.

Normalmente tendemos a continuar las conversaciones laborales fuera de la oficina cuando nos encontramos con compañeros. Si no quieres ver como poco a poco se van haciendo subgrupos y quedar en el de los que sólo hablan de trabajo (no es agradable) busca temas de conversación en los que se disfrute de buen ambiente, aunque puedan parecer triviales, os llevarán a todos a instalar la sonrisa y hasta la carcajada según qué temas.

  • Las rencillas se quedan en la oficina.

Quizás una de las primeras normas al acudir a este tipo de eventos es que somos distintos en el plano laboral y en el personal, no podemos trasladar nuestros problemas de un ámbito a otro y a veces, comprobar que se puede hacer mejora el ambiente laboral.

  • No intentes ridiculizar a lo jefes u otros compañeros para “hacerte el gracioso”.

Es un comportamiento que no gusta, ya que puede haber quien se sienta ofendido si han sido invitados o dar lugar a no pensar bien de la persona que lo hace por no estar presentes a quienes se ridiculiza, seguro que podemos encontrar una larga lista de chistes o situaciones graciosas sin caer en la mofa.

  • Aprovecha la ocasión para ampliar tu red de amistades.

A veces estas situaciones nos llevan a descubrir lo bien que encajamos con personas que a priori ni nos lo imaginásemos, no dudes en entablar conversación con las personas que no forman parte de tu círculo laboral más cercano (otros departamentos, otras áreas, compañeros de compañeros…) dice mucho de nosotros y podemos encontrar ayudas en nuestro día a día que no imaginábamos, además de darnos el regalo a nosotros mismos de contar con nuevos amigos.

Además de los tips dados, cabe hacer la siguiente pregunta:

¿quiero realmente abrir mi circulo laboral y convertirlo en social?

¿Qué herramientas sociales puedo usar?

En otras ocasiones ya hemos hablado de las HABILIDADES SOCIALES, de hecho en Psicobil estamos promocionando el taller de Habilidades Sociales para niños de 7 a 14 años que vamos a impartir estas Navidades. Son herramientas que se pueden entrenar y nos ayudan a enfrentarnos a nuestro día a día así como a desenvolvernos en nuestra sociedad con naturalidad y soltura.

Los adultos también pueden mejorar sus relaciones sociales, superar su timidez, mejorar sus habilidades de conversación, expresar las opiniones con seguridad y un largo etc…

Si lo trasladamos a una cena o comida de navidad con los compañer@s de trabajo tendremos que hacer uso de nuestras habilidades sociales básicas como son:

  • Escucha Activa
  • Habilidades conversacionales:
    • Iniciar conversaciones
    • Formular preguntas
    • Dar las gracias
    • Presentarse a sí mismos y a los demás

Con estos puntos ya tenemos la mitad del terreno ganado y es aquí donde entran las habilidades complejas:

  • Empatía: capacidad de ponerme en el lugar del otro. Comprender su mensaje y emoción
  • Persuasión (argumentar, conectar con los que nos escuchan, crear impacto y hacerlo con respeto deja huella).

Nuestro mensaje es que te relajes y disfrutes de salir de la rutina, de conocer la “cara B” de tus compañer@s y halles en esos momentos el BIENESTAR que tanto nos gusta y que te proporcionan situaciones como esas para llenar la mochila de buenas experiencias.

¡ A DISFRUTAR!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.