LA TERAPIA GRUPAL ¿funciona?

Hoy cerramos el programa grupal de habilidades sociales con niños y adolescentes, y nos parecia que era el momento perfecto para contaros en qué consite hacer terapia en grupo y si realmente funciona.

¿Qué es la terapia en grupo?

En psicología nos referimos a la terapia de grupo o terapia grupal como una forma de psicoterapia que involucra a uno o más terapeutas, los cuales trabajan con varias personas al mismo tiempo.

Estas terapias de grupo para adultos y adolescentes/niños, suelen estar disponibles en una amplia variedad de lugares ya sean los hospitales, entornos médicos o los centros comunitarios y privados. 

Un grupo terapéutico puede aportar grandes ventajas para una persona. A pesar de ello, este tipo de terapias en grupo suele integrarse comúnmente en un plan de tratamiento integral que también incluye una terapia individual. 

¿Para qué está indicada la psicoterapia de grupo?

Las terapias de grupo son eficaces para una gran cantidad de afectaciones, en ellas se incluyen las siguientes.

  • Dificultad en habilidades sociales
  • Desorden hiperactivo y déficit de atención
  • Depresión
  • Trastornos de la alimentación
  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastorno de pánico
  • Fobias
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Adicciones (alcohol, drogas o comportamientos)

En realidad la psicoterapia grupal se puede usar con cualquier patología ya que todas comparten rasgos comunes y la condición principal para este tipo de terapia es que los grupos sean homogéneos. 

HISTORIA DE LA TERAPIA GRUPAL

La psicoterapia grupal cuenta con una dilatada tradición.

No obstante, su aceptación resulta aún limitada: cuando se pregunta a pacientes con un trastorno psicológico si prefieren que les traten a solas o junto con otras personas, la mayoría se decanta por la primera opción.

Muchos creen que se recuperarán antes si no tienen que compartir el terapeuta con otros sujetos.

Quizás el recelo a este método de tratamiento provenga, en parte, de que a lo largo de la vida experimentamos, a veces, sucesos desagradables dentro de un grupo. La exclusión, el acoso y la obligación de tener que adaptarse son sensaciones que están presentes con bastante frecuencia.

Sin embargo, los conocimientos actuales demuestran que este escepticismo hacia la psicoterapia grupal resulta infundado. Los pacientes que optan por este tipo de tratamiento se sienten tan satisfechos como los usuarios de una terapia individualizada.

La psicoterapia grupal se puso en práctica a principios del siglo pasado de manos del psicólogo Joseph Pratt (1910-1979), a quien se considera el pionero de este tratamiento. Pratt instruía a sus pacientes con tuberculosis y procedentes de clases sociales desfavorecidas sobre la enfermedad que padecían; era una especie de procedimiento precursor de lo que sería el trabajo psicoeducativo grupal. Diversas escuelas de psicoterapia desarrollaron esta idea. Muchos psicoanalistas, a diferencia de Sigmund Freud (1856-1939), reconocieron el potencial del grupo y pusieron en marcha el denominado análisis grupal.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA EN GRUPO

La terapia de grupo tal como indica su nombre se trata de una terapia psicológica que tiene lugar entre un grupo de personas y el/los terapeutas. La diferencia con la terapia individual no sólo radica en el número de pacientes que acuden, sino en las dinámicas terapéuticas que se crean en el contexto de la terapia en sí.

Diversas investigaciones han puesto de manifiesto los múltiples beneficios de formar parte de una terapia de grupo. A continuación, describimos algunos de ellos:

  • Situación de igualdad: En este tipo de abordaje grupal, el terapeuta cede a los participantes, el papel de dar al propio grupo las respuestas a las dificultades que se plantean. De esta forma, se fomenta la participación de sus integrantes, y se fomenta la seguridad individual de sus miembros.
  • Aceptación incondicional: Una norma básica de las terapias grupales es la de “no juzgar”, sino aceptar. Cada persona presenta sus propias inquietudes y dificultades en un contexto de apoyo y colaboración por parte de sus compañeros.
  • Sentimiento de pertenencia: La necesidad de pertenencia y aceptación por parte de los otros es una de las necesidades básicas del ser humano. El grupo se fortalece a medida que los miembros empiezan a sentirse parte de él, lo que a su vez facilita el desahogo emocional de los miembros en sesión.
  • Aprendizaje de los errores y aciertos de los demás: El aprendizaje en el grupo, se forja a partir de las experiencias de los demás, de lo que el otro sugiere que puede ayudarle, de lo que a otros le funciona.
  • Identificación y comprensión: Conocer, a través de las experiencias que comparten los miembros del grupo, que otras personas atraviesan circunstancias similares a las de uno mismo, contribuye a que los participantes del grupo se sientan identificados y comprendidos entre sus compañeros.
  • Visión más enriquecedora de uno mismo: El grupo, permite a los propios miembros descubrir, que la imagen que ofrecemos a los demás de nosotros mismos, puede ser muy diferente de la autoimagen que una persona concibe de sí misma.
  • Práctica y ensayo: Las herramientas y técnicas que se imparten en cada módulo se ponen en práctica en la sesión grupal con los participantes, de manera que pueda generalizarse el aprendizaje en futuras situaciones de la vida cotidiana.

LOGROS DE LA TERAPIA GRUPAL

  • Darte cuenta de tus emociones, conflictos, sentimientos, motivaciones, conductas y relaciones.
  • Entender tu comportamiento en las dinámicas relacionales en los que te mueves en tu vida cotidiana.
  • Mejorar tu comprensión de los entornos sociales, apreciando otros puntos de vista o analizando el impacto de tus comportamientos en los diferentes contextos.
  • Descubrir tu potencial y la capacidad para desarrollar nuevas respuestas y comportamientos.
  • Conocerte mejor a ti mismo/a.
  • Ampliar tu red de apoyo social.
  • Reforzar tu autoestima.

Y asi es, en PSICOBIL, hacemos grupos terapéuticos en los que abordamos distintas temáticas y es una parte que disfrutamos mucho. Los grupos son un regalo, son espacios de conexión emocional y humana, sin precedente.

Se consigue establecer una red segura y estable que ayuda a sus integrantes a evolucionar en sus dificultades, respetando el ritmo personal de cada miembro.

Cerramos un año diferente, y con ello, muchas horas de experiencias, escucha y crecimiento. Nos hemos adaptado a las circunstancias y hemos encontrado la forma de mantener los grupos, un espacio que siempre cuidamos y protegemos. ¡Gracias a todos por la confianza!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.