DIA DEL TRABAJO

El Día Internacional de los Trabajadores o también conocido como el Día del Trabajo se celebra el primero de mayo y es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero a nivel mundial.

Nos hemos acostumbrado a la jornada laboral de ocho horas, pero no hay que olvidar que no siempre fue así. Hace poco más de cien años, las fábricas eran centros de trabajo donde trabajaban por igual hombres, mujeres, ancianos y niños. Y lo hacían más de 12 horas diarias, una jornada que no daba opción a las personas de recuperarse, descansar ni por supuesto disfrutar de tiempo de ocio.

Los orígenes del Día Internacional de los Trabajadores se remontan a 1886 en Estados Unidos. Por aquellas fechas los trabajadores iniciaron una lucha para establecer un límite de 8 horas a la jornada laboral. El único límite que existía era el no hacer trabajar a una persona más de 18 horas sin causa justificada y la consecuencia era una multa de 25 dólares.

El sindicato mayoritario inició una huelga a partir del 1 de mayo de 1886. En Chicago, los enfrentamientos entre la policía y los trabajadores fueron especialmente duros y sangrientos.

Tras días de huelga, el 4 de mayo se convocó una concentración en la plaza de Haymarket, con una tensión creciente. Ese día un artefacto explotó en la plaza, resultando muerto un policía. Hubo muchos detenidos, de los cuáles cinco de ellos fueron condenados a la horca: tres periodistas, un tipógrafo y un carpintero. Se les conoce como «los mártires de Chicago«.

En honor a la lucha por la jornada laboral de 8 horas y en memoria de los trabajadores de Haymarket, el 1 de mayo se celebra el Día Internacional de los Trabajadores.

REFLEXIONES SOBRE EL TRABAJO

Tener una fuente de ingresos derivada de una actividad productiva otorga beneficios que van más allá de poder asumir los gastos que generamos, es por ello que el trabajo no va ligado únicamente a la subsistencia.

Gracias a ese beneficio económico, podemos tener acceso a prestaciones y servicios que aumentan nuestra calidad de vida. Y eso deja de ser un mero beneficio material, para convertirse también en un poderoso beneficio psicológico.

El trabajo también proporciona beneficios sociales, ya que lo desarrollamos por y para la sociedad. La labor productiva brinda a las personas la sensación de estar haciendo “algo que sirve“. Con lo que la actividad realizada para los demás también revierte favorablemente en uno mismo.

Trabajar también facilita la sociabilidad. La interacción social que se deriva del trabajo (exceptuando los casos de acoso laboral) es saludable. El trabajo puede ser el lugar de inicio o establecimiento de todo tipo de relaciones personales.

Uno de los beneficios más importante es el que supone para la autoestima. Estar envuelto por tareas, demandas, objetivos y, en general, todas las obligaciones derivadas del trabajo, construyen día a día la confianza en nosotros mismos y afectan en buena medida a nuestra autoimagen, a cómo nos vemos y consideramos como personas.

Piensa que, por muy engorroso y estresante que sea levantarse cada mañana para trabajar, tiene buenas compensaciones. Míralas, exprímelas, disfrútalas… y deja de darle más relevancia a todo lo negativo.

Con lo que hacemos y producimos, mostramos lo que somos. Todo trabajador, independientemente del ámbito en el que realice su trabajo es en primer lugar persona, esto nos lleva a una actitud no sólo de hacer más y mejor el trabajo, sino a ser más y mejor ser humano.

Es indispensable defender el derecho al empleo, al salario justo, a las prestaciones obligatorias, a beneficios adecuados, al trabajo de la mujer, al no trabajo de los niños, a la creación de sindicatos con su derecho a huelga, todo en el marco de la ley.

Así entendido, “el trabajo no es una mera necesidad biológica de subsistencia, es un deber moral, es un acto de amor que se convierte en alegría, la alegría profunda de darse por medio del trabajo a la propia familia y a los demás ” (Karol Wojtyla), la alegría de servir a la sociedad aunque tal servicio conlleve sacrificios.

¿LO VEMOS ASI?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.