CORONAVIRUS-4

PROFESIONALES SANITARIOS-IMPACTO PSICOLÓGICO

Los profesionales sanitarios, ante el gran número de casos de coronavirus Covid-19 en comunidades autónomas como Madrid, País Vasco, La Rioja o Cataluña, están sometidos a una gran carga de estrés y, en muchos casos, de desgaste emocional.

«El impacto no es el mismo para todos los profesionales sanitarios, pero todos están afectados por una situación de sobrecarga de estrés enorme«, asegura a Redacción Médica Fernando Chacón, presidente del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Con el añadido, explica, de estar en contacto con medios de infección y de contagio, lo que provoca un incremento de la ansiedad. 

«Pero la incidencia -añade- es mucho mayor en personal de emergencias y de unidades de cuidados y de vigilancia intensiva (UVI y UCI). A la sobrecarga de trabajo se añade el agotamiento emocional y las decisiones que tienen que tomar muchas veces sobre las vidas humanas; el decidir a quién van a cuidar más, porque tienen más probaibildiades de sobrevivir, y cuáles memos. Es un desgaste emocional enorme que, día tras día, lleva a un burn out extremo«.  

Las consecuencias de la sobrecarga por el coronavirus son a medio plazo

Son situaciones que se pueden aguantar durante un periodo de tiempo determinado, pero si la situación se prolonga puede tener repercusión no solo de forma inmediata, sino también a largo plazo. Muchos de ellos están haciendo un esfuerzo sobrehumana. Tienen una descarga de adrenalina continua porque tienen que hacer cosas, pero se prevee que cuando termine va a pasar factura. Tendrán efectos psicológicos y efectos físicos.

Sabemso que un periodo de ansiedad prolongado aumenta el riesgo de depresión. Por eso, aunque sabemos que la prioridad sanitaria ahora mismo son las personas cuya vida corre peligro, tambiénhabría que destinar recursos a cuidar a los profesionales sanitarios, que están a pie de cañón en esta crisis. 

El presidente del Colegio Oficial de Psicologos de Madrid,explica que: «aunque las unidades de Salud Mental de los centros sanitarios hayan visto un descenso en su actividad, siguen teniendo pacientes, por lo que no saben si cuentan con los suficientes recursos como para atender a los colegas que están gestionando la epidemia.
Y más cuando, como indica, «la atención de Salud Mental en España es deficitaria«. Así que cuando ocurre algo así, lo es «más aún». Además, destaca que a veces es complicado para estos profesionales convertirse en pacientes, y explicar su situación con esta perspectiva, a compañeros de hospital. Depende de variables personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.