COMPRAS Y EMOCIONES

SOMOS LO QUE SENTIMOS. ¿Compramos sin lógica?

La consultora Forrester corrobora que las emociones son un elemento esencial de la experiencia del consumidor que las marcas deben abordar para establecer conexiones significativas.

Las emociones de los consumidores tienen un impacto significativo en su comportamiento.

La mayoría de los consumidores puede seguir pensando que sus decisiones las toman basándose en la razón, muy a menudo éstas están poderosamente influenciadas por factores emocionales subconscientes que ignoran. Según la investigación de Forrester , las emociones tienen un gran impacto en cómo los consumidores perciben sus interacciones con las marcas. Las marcas pueden establecer conexiones duraderas con los consumidores utilizando experiencias para crear emociones positivas.

Si somos lo que sentimos, la conexión emocional entre una marca y un consumidor es esencial .

La venta es el proceso de motivar, y eso sucede en menos de un minuto, si consigues que alguien quiera algo, encontrará las justificaciones necesarias para comprarlo.

Las dos grandes motivaciones en los seres humanos son: evitar el dolor o acercarnos al placer. La mayoría de las personas se guían más por las segundas.

Por eso grandes empresas de venta de productos tratan de apelar a nuestro yo más instintivo para que les compremos a ellos. Toda ello se recoge en la técnica conocida como psicomarketing.

Cuando una gran marca necesita saber si uno de sus productos tendrá éxito, encarga estudios para investigar el mercado que, en definitiva, no deja de ser acotar el número de potenciales compradores.

¿Qué hace que compremos un producto y no otro? ¿Qué repercusión tiene la experiencia que hemos vivido en las decisiones de compra? ¿Qué tipo de estímulos nos hacen más sensibles a impactos comerciales? ¿Cómo reaccionamos ante diversas situaciones publicitarias? Todo esto es lo que aborda el psicomarketing.

Pero… ¿y nosotros? ¿por qué pensamos que realizamos compras?

Querer y necesitar son dos términos que a veces confundimos en los momentos de compras.

¿QUÉ NOS PASA CUANDO COMPRAMOS?

A la hora de realizar una compra, se activa lo que se conoce como «circuito de recompensa», en el que nos sentimos bien, cuando alcanzamos nuestro objetivo.

Comprando se activa la dopamina, que es la hormona del placer. A su vez, esto eleva la serotonina que es la hormona de hacernos sentir felices. Es como decirle a nuestra mente: «me puedo sentir feliz, haciendo compras».

Los seres humanos hacemos cosas por razones emocionales que luego justificamos con lógica.

¿ Y LA COMPRA COMPULSIVA?

El hecho de consumir de forma compulsiva, es solo la punta de un iceberg de un problema emocional mucho más profundo.

Los estudios confirmas que la autoestima de una persona aumenta hasta un 17% en el momento de adquirir determinados bienes de consumo.

Las compras compulsivas y no planificadas, de articulos que no se necesitan, por un importe que supera las posibilidades económicas, constituyen parte de los caracteristicas de definen la adicción a las compras. Un trastorno que en muchas ocasiones, no se percibe como tal.

LA TECNOLOGIA NOS PUEDE AYUDAR

Tomar conciencia de forma objetiva de las compras que realizamos, nos puede ayudar a tomar conciencia y darnos cuenta de la realidad de nuestro uso del dinero.

Para ello, hay distintas apps que nos ayudan a tener ese registro de gastos-compras. Os queremos hablar de una de ellas, «Gastos de compras». Es una aplicación de uso sencillo, diseñada para registrar y organizar tantos gastos como quieras en un proyecto. Creemos que puede servir apuntando las compras que realizamos a lo largo de un mes; s epueden añadir pequeñas anotaciones de estado de ánimo, para ver si hay algun patrón que se repita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.