En verano todo cambia. Tambien nuestra organización vital y rutinas.

Es el momento de salir del caos diario y reorganizar nuestros horarios y actividades. Estamos en una época en la que hay que cuidar esto, para mantener todos los logros del año.

La clave para disfrutar al máximo sin tener consecuencias que deterioren nuestro bienestar es la flexibilidad.

Hay tiempo para todo: veranear, descansar, deporte, dormir, salir, cocinar, socializar, conocer lugares, leer, meditar….encajar todo en este tiempo, contribuirá a nuestro bienestar. CUIDATE!