¿Qué es la psicoterapia?

Es el proceso terapéutico en el que el psicólogo aborda los problemas y trastornos psicológicos con su paciente en consulta.

Durante este proceso, el psicólogo hablará con el paciente y le enseñará a descubrir, reflexionar y comprender aspectos de su vida que están relacionados con el problema

Existen diferentes tipos de psicoterapia en función de la corriente psicológica en la que se apoya el profesional: psicoanalítica, humanista, gestáltica, cognitivo-conductual, sistémica, etc. Cada estilo de terapia se basa en una filosofía y unos razonamientos teóricos concretos y propone mecanismos y técnicas de intervención diferentes.

En nuestro centro, practicamos la terapia cognitivo-conductual, centrados en el presente y trabajando las dificultades actuales del paciente.

 

¿En qué consiste hacer terapia?

La psicoterapia se apoya la mayoría de los casos en un intercambio verbal, pero no en cualquiera. No se trata de una «discusión» del tipo que se tiene en la vida cotidiana. Se trata de una relación particular en la que un profesional formado a la escucha y a la comprensión de problemas psicológicos propone, en un marco concebido para ello, abordar estos problemas de manera específica, diferente a la nuestra y a la que nuestros cercanos puedan proponernos. De este modo, el terapeuta y el paciente generan a través de esta relación particular un espacio en el que se trabajarán las distintas dificultades que presente el paciente.

El psicólogo es un experto en conducta humana, es decir, conoce la forma en que las conductas y los pensamientos de las personas influyen en sus emociones, de manera que puede ayudar a que la persona aprenda a controlar su comportamiento y sus pensamientos, y, así, cambiar las emociones que le hacen sufrir. El psicólogo es una persona objetiva que es capaz de observar los problemas desde un punto de vista diferente al de la persona que lo sufre, y precisamente por esto funciona la terapia.

Es evidente que para conseguir esto la persona necesita una implicación total en la terapia, ya que el psicólogo por sí solo no puede conseguir nada. Digamos que el psicólogo es un orientador, una persona que te enseña el camino que debes seguir para mejorar, pero el camino lo debe recorrer la persona que tiene el problema, siempre acompañado en este proceso de la figura del psicólogo.

 

¿Cómo son las sesiones en un psicólogo? ¿En qué consiste la terapia?

La duración de las sesiones es de una hora aproximadamente y, a pesar de que en alguna ocasión se pueda alargar un poco más, tratamos de cumplir con el horario para no hacer esperar mucho tiempo a las personas en la sala de espera.

En la primera sesión se recoge la información importante para el motivo de consulta de la persona que acude, pero no se trata de una sesión sólo informativa puesto que desde el primer día empezamos a trabajar sobre cada situación centrándonos en cada problema y enfocándonos en la búsqueda de soluciones.

El resto de sesiones se trabaja para llegar a la solución del problema que le ha traido a consulta a cada persona.

 

¿Cuál es la duración de la terapia?

La duración del proceso terapéutico depende de muchos factores, como la gravedad de los problemas, la naturaleza de los objetivos trazados y el tipo de tratamiento propuesto. Hay muchas personas que buscan una consulta de algunas sesiones y otras personas que la buscan de varios años. Depende en gran parte de la solicitud del paciente. Generalmente, una psicoterapia de algunos meses (en promedio de 12 a 15 sesiones) es suficiente para obtener los resultados satisfactorios con respecto al motivo de consulta inicial.

 

¿Cómo puedo sacarle el mayor provecho a la psicoterapia?

El principal motor en un proceso de terapia es el deseo e interés de cambiar algunas cosas en la vida. Si este deseo no existe, en forma de inquietud, interés, etc., el trabajo puede verse muy  limitado. Esta inquietud puede expresarse en forma de honestidad del paciente, aunque no necesariamente. Existe una especie de resistencia inconsciente que es lo que hace que el cambio no sea tan fácil de lograr. El reto de una terapia es buscar formas nuevas para disolver estos bloqueos que impiden el cambio y mejorar.

 

¿Qué diferencia hay entre la psicología y la psiquiatría?

Un psicólogo es un licenciado en Psicología, un experto en la conducta de los seres humanos. Nuestro trabajo consiste en ayudar a las personas a solucionar los problemas por los que atraviesan a lo largo de sus vidas, dotándolas de las herramientas necesarias para que puedan afrontar las situaciones que les están afectando emocionalmente.

Un psiquiatra es un médico especialista en psiquiatría, y, mayoritariamente, su labor consiste en medicar a las personas que tienen algún tipo de trastorno.

La labor del psicólogo y del psiquiatra es totalmente compatible, en los casos en los que sea necesario medicación para superar el problema.