Ni mediante los amigos, ni en la universidad o en el trabajo, ni en los bares… Internet se ha convertido ya en el principal lugar en el que las personas buscan y encuentran pareja o establecen relaciones para salir. Estar en las plataformas de contactos ya no es una cuestión a esconder, ligar por internet no sólo se ha desestigmatizado sino que se ha convertido en una apuesta preferencial.

La era de Internet ha hecho que nos sea más fácil ligar a través de la red y más complicado hacerlo en persona. Quizás porque es más sencillo expresar nuestros sentimientos tras una pantalla, o porque, simplemente, hemos perdido la costumbre de hablar, y también flirtear, con alguien a quien acabamos de conocer en un bar o en una fiesta. La cuestión es que las redes sociales se han convertido en un arma en el noble arte de la seducción, un arma que, en ocasiones, puede parecer de doble filo.

Este es el retrato que realiza Michael Rosenfeld, profesor de la Universidad de Standford, que en la investigación titulada Desintermediando a tus amigos , con datos del 2017 indica que casi el 40% de los y las estadounidenses heterosexuales ya utiliza internet para sus citas, un porcentaje notablemente superior a otras formas de establecer contacto.

La forma más frecuente de conocer a otras personas es a través de un dispositivo móvil.

El estudio sostiene que la cantidad de personas conectadas a aplicaciones como Tinder, Match o eHarmony es mucho mayor que las que pueden conocer los amigos o la familia. El abanico de selección de una eventual pareja (sea para un encuentro sexual o una relación sentimental) se ensancha y esto es especialmente relevante para quien busca una pareja.

Las razones para hacer uso de estas redes sociales son variadas y definen con frecuencia comportamientos y hábitos propios de estas páginas:

  1. Charlas sinceras sobre gustos, actividades diarias…
  2. Peticiones para quedar insistentes y frecuentes.
  3. Hombres más mayores buscan chicas más jóvenes para conocerse.
  4. Jóvenes que buscan mujeres más mayores normalmente con fines principalmente sexuales.
  5. Susceptibilidad: personas que se sienten fácilmente atacadas y en cuanto algo no les encaja se enfadan o incomodan.
  6. Aduladores: personas que muestran un interés desproporcionado al ver simplemente el perfil general del otro.
  7. Mentirosos: personas que maquillan su realidad para mostrarse especialmente atractivos a los ojos de otras personas.
  8. Superficialidad: Personas que no aportan a la conversación ningún rasgo personal. Se quedan en los tópicos.
  9. Sexo sólo: personas que sólo buscan relaciones sexuales, sin mayor compromiso. Existen páginas específicas para encontrar pareja sexual.

Para poder realizar una buena búsqueda del amor por medios on line, es importate que reflexionemos sobre qué quiero y qué estoy buscando (una pareja estable, un tipo de persona…).

Además, es positivo conocer el funcionamento de las aplicaciones y webs de búsqueda de pareja, para entender cómo gestionarlas y manejarlas. Buscar apps y webs fiables, en la que introducir nuestros datos.

Lo mejor es ajustar nuestras expectativas, no se trata de bucar entre decenas de personas a la «mejor», sino de encontrar a algien con quien conectemos y nos sintamos a gusto. Será el tiempo y la vida, quien nos muestre si esa persona es la adecuada para nosotros y viceversa.

Disfruta del proceso de conocer gente y elige el mejor sistema para ti, ¡cuidate!