¿CONOCEMOS LAS EMOCIONES?

¿RECONOCEMOS LAS REACCIONES QUE NOS PRODUCEN?

SIN CONOCIMIENTO, NO PUEDE HABER UN BUEN MANEJO DE ELLAS.