Pareja por internet ¿si o no?

Ni mediante los amigos, ni en la universidad o en el trabajo, ni en los bares… Internet se ha convertido ya en el principal lugar en el que las personas buscan y encuentran pareja o establecen relaciones para salir. Estar en las plataformas de contactos ya no es una cuestión a esconder, ligar por internet no sólo se ha desestigmatizado sino que se ha convertido en una apuesta preferencial.

La era de Internet ha hecho que nos sea más fácil ligar a través de la red y más complicado hacerlo en persona. Quizás porque es más sencillo expresar nuestros sentimientos tras una pantalla, o porque, simplemente, hemos perdido la costumbre de hablar, y también flirtear, con alguien a quien acabamos de conocer en un bar o en una fiesta. La cuestión es que las redes sociales se han convertido en un arma en el noble arte de la seducción, un arma que, en ocasiones, puede parecer de doble filo.

Este es el retrato que realiza Michael Rosenfeld, profesor de la Universidad de Standford, que en la investigación titulada Desintermediando a tus amigos , con datos del 2017 indica que casi el 40% de los y las estadounidenses heterosexuales ya utiliza internet para sus citas, un porcentaje notablemente superior a otras formas de establecer contacto.

La forma más frecuente de conocer a otras personas es a través de un dispositivo móvil.

El estudio sostiene que la cantidad de personas conectadas a aplicaciones como Tinder, Match o eHarmony es mucho mayor que las que pueden conocer los amigos o la familia. El abanico de selección de una eventual pareja (sea para un encuentro sexual o una relación sentimental) se ensancha y esto es especialmente relevante para quien busca una pareja.

Las razones para hacer uso de estas redes sociales son variadas y definen con frecuencia comportamientos y hábitos propios de estas páginas:

  1. Charlas sinceras sobre gustos, actividades diarias…
  2. Peticiones para quedar insistentes y frecuentes.
  3. Hombres más mayores buscan chicas más jóvenes para conocerse.
  4. Jóvenes que buscan mujeres más mayores normalmente con fines principalmente sexuales.
  5. Susceptibilidad: personas que se sienten fácilmente atacadas y en cuanto algo no les encaja se enfadan o incomodan.
  6. Aduladores: personas que muestran un interés desproporcionado al ver simplemente el perfil general del otro.
  7. Mentirosos: personas que maquillan su realidad para mostrarse especialmente atractivos a los ojos de otras personas.
  8. Superficialidad: Personas que no aportan a la conversación ningún rasgo personal. Se quedan en los tópicos.
  9. Sexo sólo: personas que sólo buscan relaciones sexuales, sin mayor compromiso. Existen páginas específicas para encontrar pareja sexual.

Para poder realizar una buena búsqueda del amor por medios on line, es importate que reflexionemos sobre qué quiero y qué estoy buscando (una pareja estable, un tipo de persona…).

Además, es positivo conocer el funcionamento de las aplicaciones y webs de búsqueda de pareja, para entender cómo gestionarlas y manejarlas. Buscar apps y webs fiables, en la que introducir nuestros datos.

Lo mejor es ajustar nuestras expectativas, no se trata de bucar entre decenas de personas a la «mejor», sino de encontrar a algien con quien conectemos y nos sintamos a gusto. Será el tiempo y la vida, quien nos muestre si esa persona es la adecuada para nosotros y viceversa.

Disfruta del proceso de conocer gente y elige el mejor sistema para ti, ¡cuidate!

LA FAMILIA y….YO

Comienzan las fiestas navideñas y con ellas llegan los momentos en familia, el tiempo compartido y también los encuentros y desencuentros.

La familia es el grupo de personas con las que compartimos espacio y vida. No la elegimos, nos viene dada por diversos medios, y aprendemos a relacionarnos con mayor o menor éxito.

En este mes de Diciembre, llega la navidad, esa época donde nos reuniomos en familia y con los amigos. ¿Es todo fácil?¿Sale siempre bien?

En ocasiones, la convivencia no es una tarea facil. Existen diversos factores que pueden aparecen en el contexto familiar como son:

-la edad de sus miembros.

-el grado de confianza.

-los espacios.

-el grado de parentesco.

-los conflictos interiores.

-los tipos de personalidad.

-….

Os animamos a poner en marcha una serie de estrategias para que estos encuentros y momentos sean lo más positivos posibles, para ello:

Prueba a ser felxible en los tema de conversación y en tus costumbres. Evita discusiones innecesarias, que no van a sumar nada bueno a ese momento. Sé participativo, ayudando en lo que puedas. Cuida los detalles a la hora de saludar, y en tus gestos. Muestra tu cariño, siempre se recibe bien.

No te olvides de mostrar tus buenos deseos en estos dias.

Disfruta de la compaña y enfócate en lo bueno.

¡¡¡Feliz naVIDAd!!!


NUESTRA MEJOR VERSION: brillar

Todos tenemos una imagen sobre nosotros mismos. A veces nos quedamos con la versión «mala» y otras elegimos dar luz y mostrar nuestra mejor versión. Eso es BRILLAR.

La mejor versión de nosotros mismos, aparece cuando nos conocemos, analizamos lo que no funciona, gestionamos el miedo y salimos de nuestra zona de confort.

Muchas personas viven en resistencia y oposición a otros, a sus experiencias, a la vida misma. Se van apagando y aparecen las sombras, en ellos mismos, en sus actos, en sus relaciones, en sus emociones….

¿Esto se puede cambiar?

¡¡¡¡ROTUNDAMENTE SI!!!!

Para asumir la posibilidad de ser tu mejor versión es necesario superar esa actitud puesta en el afuera, para asumir un compromiso individual. ¿Quiero brillar? Ese es el primer paso, el punto de arranque de una nueva vida.

El camino para ser uno mismo, no es fácil. La clave es tener ganas y motivación para coger los mandos de tu vida, saber qué quiero, qué me hace feliz, qué me llena…y desde esa reflexión, trazar un plan, un modo de conseguir llegar ahi. Durante el proceso aparecerán obstáculos, frenos…ahí es donde la motivación mantendrá vivo este proceso y hará que lo podamos conseguir.

Desde la psicologia, se apoya a través de estrategias y herramientas a labor del autoconocimiento, y gestión emocional. Muchas veces este camino se inicia tras un proceso personal de malestar, que impulsa a la persona al cambio. Desde Psicobil, os animamos a que probéis a trabajar en vosotros mismos y veáis cómo aumenta vuestro bienestar.

«La conquista de uno mismo, es la mayor de las victorias»

LOS VALORES EN LAS RELACIONES

Los valores son el conjunto de ideas que guían nuestra manera de pensar y de fijarnos objetivos en relación al impacto que debemos tener en la sociedad y en el entorno en general (y, por extensión, en nosotros mismos, dado que estamos en ese entorno). Así pues, se trata de un conjunto de creencias que nos hablan acerca de cómo deberían ser las cosas. Sirven como referencia para saber lo que está bien y lo que está mal, y por ello tienen una gran importancia como elemento común por el cual una sociedad decide cuáles son los principios que la rigen.

Cada persona posee su propia escala de valores individual. Cuando comenzamos una relación de pareja tenemos que construir una escala de valores en común, y es necesario que converjan muchos de ellos, esos que nos permitirán estar de acuerdo en unos mismos principios fundamentales, en decisiones relevantes con los que confluir en una misma dirección.

Si en nuestra relación la otra persona no comparte nuestros valores o los boicotea, experimentaremos dolor e infelicidad.

Cada pareja sienta las bases de su relación estableciendo puntos en común y determinando los valores que para ambos resultan esenciales pero, aunque esta decisión tácita sea “cosa de dos”, hay valores que, sencillamente, no pueden faltar.

Los valores considerados indispensables en una relación de pareja:

  1. Amor.
  2. Respeto.
  3. Apoyo mutuo.
  4. Generosidad.
  5. Comunicación.
  6. Optimismo.

Si tenemos que quedarnos únicamente con uno, seria la comunicación.

Sería bueno establecer una comunicación asertiva y fluida, que genere confianza. La comunicación asertiva es definida por Satir (1988) como la capacidad de expresarse de una forma directa, honesta y respetuosa.

En todo caso, abrir canales de comunicación entre la pareja vendría a significar que ambas personas asuman el compromiso de compartir lo que corresponde a un vínculo, es decir, desacuerdos, logros, metas en común, necesidades, etc., o bien desarrollar la disposición de aprender a hacerlo. La buena comunicación se ve reflejada en vínculos sanos, respeto mutuo, afecto, cariño y compañerismo.

¿DIFICULTADES entre NUESTROS VALORES?

El hecho de no tener definidos o establecidos los valores sobre los cuales se espera que se sostenga la relación puede provocar:

  • Sensación de inseguridad y desconfianza hacia la relación
  • Pérdida de la ilusión y de la satisfacción que se obtenía en la vida de pareja
  • Dificultades para desarrollar los objetivos propios
  • Infidelidad e interés por otro tipo de relación
  • Dudas hacia la elección de la pareja
  • Conflictos y discusiones sobre lo que está permitido y no en la relación
  • Desavenencias hacia como se tienen que educar los hijos, como se debe convivir, qué se tiene que hacer en el tiempo libre, cuáles son las obligaciones y responsabilidades de cada uno…
  • Problemas con las familias de origen (padres, suegros, cuñados…

¿QUÉ PODEMOS HACER CANDO OCURRE ESTO?

-TERAPIA DE PAREJA

El tratamiento de pareja está orientado al restablecimiento de los objetivos comunes que sostengan la continuidad de la unión, así como proporcionar las herramientas necesarias para llevar a cabo los mismos de una forma común. Se pretende la participación de los dos miembros para señalar los criterios que definen la relación y con los que recupera el sentido la continuidad de la pareja.

-TERAPIA PSICOLÓGICA INDIVIDUAL

El diagnóstico individual aporta información hacia las expectativas de la relación, el propio proyecto vital y las dificultades surgidas en la vida común. El tratamiento pretende que la persona desarrolle las estrategias necesarias para gestionar sus objetivos personales y que encuentre la mejor manera de incorporarlos con los de pareja, desarrollando las habilidades necesarias para identificar los puntos de confrontación y la resolución de conflictos.


LOS PENSAMIENTOS INTRUSIVOS

Son frases, ideas e incluso imágenes que aparecen en nuestra mente casi sin darnos cuenta. Son persistentes y nos causan un gran malestar. Nos hablan de lo vulnerables que somos, de nuestros fracasos, de acontecimientos negativos que pueden ocurrirnos…

-Los creamos nosotros mismos-

Si no se trabaja sobre ellos, estos pensamientos intrusivos pueden acabar convirtiéndose en el eje de nuestras vidas, pues mientras ponemos toda nuestra atención en ellos, excluimos la realidad que nos rodea. Nos sentimos incapaces de redirigir nuestra atención hacia otros estímulos pues el pensamiento obsesivo lo gobierna todo. El pensar y repensar las cosas sea quizá uno de los problemas más frecuentes de nuestra sociedad, siendo fuente de problemas de ansiedad, sufrimiento, incapacidad…

Esos pensamientos incómodos, solemos gestionarlos de forma negativa, al «estar prohibidos» tienen mucho potencial a la hora de atraer hacia ellos nuestra atención. Eso nos genera más angustia y malestar, al ver que no remiten, si no que se mantienen y en ocasiones, aumentan.

¿CÓMO LOS PODEMOS MANEJAR?

-Si percibes que estás teniendo demasiados pensamientos intrusivos, párate. Toma aire. Respira. Mira el pensamiento sin identificarte con él. Puedes convertirte en su observador y clasificalo tomando conciencia de que es un pensamiento más dentro de muchos que tiene tu mente.

-Relativiza, un pensamiento es sólo un pensamiento. No es un hecho, no es real. No lo interpretes como amenazante, solo como uno más. Cuanto más te preocupe o más temor te produzca, más recurrente y fuerte será el pensamiento.

-No evites situaciones, tareas, personas o lugares por temor a que aparezca el pensamiento no deseado. Son sólo pensamientos, sólo eso. Vienen y se van. La evitación de posibles detonantes limitará tu día a día y dará más fuerza a los pensamientos intrusivos.

-Entiende que lo que importa es el aqui y el ahora. Esa dimensión en la que mereces vivir en paz y en equilibrio. El mindfullnes es una técnica ideal para conseguir centrar la atención en un solo estímulo (por ejemplo, la respiración) y dejar de prestar atención a aquello que nos causa malestar. De esta forma reducimos las emociones negativas que nos causan los pensamientos negativos y nos volvemos menos reactivos.

¿CUÁNDO CONSULTAR CON UN PROFESIONAL?

Si los pensamientos recurrentes se han convertido en un círculo vicioso obsesivo que no te ves capaz de soltar, afectan a tu vida diaria y te restan considerablemente calidad de vida, es recomendable que visites a un especialista con el que podrás analizar tu situación, descubrir las causas de la aparición y el mantenimiento de las obsesiones, y aprender herramientas que harán que puedas por ti mismo aprender a pensar de manera más saludable y eficaz.